Amami, el Conejo Fósil de Japón
  • Vie
  • 19
  • Nov
Twitter
Facebook
JaponShop

Amami, el Conejo Fósil de Japón

El conejo de Amami, de Ryukyu, es una raza aislada a la que se le considera como un fósil viviente . Mide de 40 a 50 cm de largo, con una cola de una longitud media de 15 mm. Las orejas no llegan a los 50 mm, siendo pequeñas para ser un conejo. Su peso oscila entre los 2 y 3 kilogramos. Su pelo es uniforme y densamente poblado, de color marrón oscuro en el dorso, más rojizo por los costados y algo más claro por el vientre. Es un animal de hábitos nocturnos y como la mayoría de los conejos, acostumbra a construir madrigueras.Se suele alimentar de hierbas, frutas y bambú. La época de reproducción se da a finales de año, en noviembre o diciembre. Las hembras cavan túneles de 1 metro de diámetro, donde nacerán de 2 a 3 crías por camada, pudiendo haber hasta dos camadas al año. Antiguamente habitaba en todo Japón, pero la proliferación de la población humana y de animales domésticos como perros y gatos lo han llevado al limite de la extinción. Los japoneses lo cazaban para comer su carne, pero también la utilizaban para elaborar medicinas ya que creían que era muy beneficiosa para la salud. En 1921 el gobierno japonés lo califico como “tesoro nacional” y en 1963 se le proclamo como especie protegida. Actualmente solo se encuentra en las islas del archipiélago Ryukyu, al sur de Japón, conocidas como Amami Oshima y Tokunoshima.

JaponPop

Fotos de: mizuma
Esta entrada fue publicada en animales, historia, video y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Powered by WordPress
Tema por Railef